caja-estanca

Mostrando 1–15 de 23 resultados

Todos estos años en kayak me han enseñado que si algo no quieres perderlo en el fondo del mar o que se moje debes llevarlo en una caja estanca. Da igual que lo lleves dentro o fuera del tambucho. El agua siempre gana la partida, con el hecho añadido de que el agua de mar es muy mala para todos los aparatos electrónicos. Además es una forma de llevar lo importante encima. Cartera, llaves, dinero, tabaco, teléfono, cámara, la foto de los niños. Lo que dejas en el kayak te lo pueden quitar o robar, no hay que fiarse.
Antes de comprar un envase estanco hay que pensar lo que queramos llevar dentro para que tenga el volumen adecuado, ni muy grande ni muy pequeño. En el mercado hay cajas estancas con muchos detalles. Tapa transparente para ver el contenido. Recubrimiento de goma para proteger el interior. Válvula de compensación de presión y cabo con mosquetón. En esa línea están las cajas de Pelican y las Underwater Kinetics. Si haces un uso intensivo de kayak vale la pena invertir en una de estas cajas estancas.
Algo que también va bien son los bidones. Son sencillos y muy efectivos, aunque un poco voluminosos para ir en kayak.
En ambos casos es un buen consejo poner el nombre y el teléfono, por si la perdemos y alguien la encuentra. Yo lo hago también en las bolsas estancas. Eso si, es una putada si las quieres vender de segunda mano.
Una caja estanca no te vale solo para kayak, te va genial en cualquier actividad náutica como vela, sup, o motonautica. También en actividades de aventura como rafting o barranquismo.