BOLSAS ESTANCAS

Mostrando 1–12 de 36 resultados

Las bolsas secas o estancas son un accesorio importante para el kayak. La razón es simple, para que nada se moje cuando vamos en el kayak, y para llevar todo limpio de arena, polvo y suciedad.
Antes de elegir una bolsa estanca debemos pensar que queremos llevar y en que parte del kayak la queremos colocar. Es un error de principiante comprar una bolsa estanca enorme para llevar poca cosa. En algún tambucho no cabrá y además sobra bolsa por todas partes. Salvo que queramos meter algo muy voluminoso, no es recomendable que sean de más de 30 litros. Es mejor repartir el equipaje en varias bolsas medianas que quererlo meter todo en una o dos bolsas. También es recomendable tener varias bolsas pequeñas (entre 2 y 5 litros) para aprovechar los rincones de los tambuchos, y zonas como detrás del asiento.
Las bolsas estancas se cierran enrollando dos o tres vueltas a la boca y cerrando con un clip pasador. Antes de cerrar hay que tratar de sacar todo el aire posible con tal de que ocupe el mínimo volumen de aire. Desconfía de bolsas que no tengan este tipo de cierre. Es recomendable que en esa zona lleve un gancho o pasador por si la necesitamos sujetar al kayak.
Las bolsas se fabrican con dos materiales. Con nylon impermeabilizado por dentro con una capa de plástico. Las de PVC son más resistentes y aguanten mejor el paso del tiempo y el uso. Salvo que no se le hagan un corte o agujero, no dejan pasar el agua. Por el contrario son un poco más rígidas y no aprovechan tan bien el espacio. Además son más caras. Las de nylon son más baratas y aprovechan mejor el espacio. Si llevas algo que no quieres que se moje bajo ningún concepto, antes de meter algo haz la prueba. Mete aire, cierra, y aprieta para ver puntos de pérdida.
Hay bolsas estancas que llevan una válvula de rosca para eliminar el máximo de aire cuando la hemos cerrado por la boca. De esa forma se logra la máxima protección con el mínimo volumen. Este tipo de bolsa estanca es muy recomendable para la ropa. Otras llevan una ventana transparente o translucida para ver el contenido y de esa forma localizar de forma rápida algo del interior.
Hay bolsas estancas en las que su característica es que nos acompaña como mochila cuando no está en el kayak. En estas bolsas hay que mirar que lleven tirantes cómodos, y cintas para llevar de bandolera.
En esta categoría también van bolsas de cubierta. Pensadas para llevar en la cubierta del kayak un equipaje extra o con cosas que queramos llevar a mano. Yo creo que aquí debemos buscar varias características. Un color vistoso, un tamaño reducido para que no moleste al remar o que actúe como vela. También un cierre de garantías que asegure que le entre agua. Finalmente aconsejaría que fuese rápida de montar y desmontar. De esa forma colocamos lo valioso ahí, y cuando desembarcamos, lo podemos llevar todo con nosotros encima.
En Amazon hay ofertas de bolsas estancas a muy buen precio, que además de para kayak también valen para cualquier actividad náutica o deportiva.