WERNER CAMANO ERGO EL KARMA DE LA PALA

pala werner camano

Ya hace demasiado que no escribía sobre las salidas con los amigos los viernes por la tarde. Hoy era un día frío, frío para lo que tenemos por estos lares. Podemos estar hablando que habían unos doce grados cuando en la orilla hemos dado las primeras paladas. Pero la amenaza de un temporal para los próximos días, me ha convencido de pasar esta tarde de noviembre en el agua. He tenido que recurrir en el vestuario a todo mi arsenal de ropa. De primera capa una camiseta Helly Hansen, de segunda una camiseta de forro polar Decathlon, y por encima el Touring Cag de Reed. En las piernas solo los pantalones  Reed, y en los pies los calcetines de aquatherm con unos escarpines Decathlon. He ido bien, salvo en el tema de los pies donde he pasado frío. Un día parecido contraatacaré con unos escarpines que tengo mas gordos.



También tenia un buen motivo para salir a remar, y es que unos días antes me habia llegado desde USA  mi nueva pala, una Werner Camano con pértiga ergonómica en fibra. El precio del dólar me ha animado a hacerme este regalo para estas navidades. Me ha llegado a un precio muy bueno comparado a lo que piden por España. Si quieres saber como, y donde comprarla , mándame un mail. Como el niño malo que soy no he podido evitar abrir el regalo antes de hora, y la he mojado esta tarde. No es que la Cascadia vaya mal, pero buscaba una pala con hojas de mayor tamaño, con tal de hacer un poco mas de fuerza al remar. En Croacia estuve probando la Camano de Jesús, y me acabé por decidir.

Y bueno, esta semana ha ido de palas, porque el lunes me enteré que la Aquabound que perdimos en Ebro, y que dimos por desaparecida, fue localizada en el río. Parece ser que se quedó enganchada a la boya donde rescatamos al chico que cayó al agua. Quiero agradecer al amiguete Miquel, el haberla encontrado y haberse tomado muchas molestias para hacérmela llegar a casa. No es que crea en el Karma, pero a veces esto del kayak parece que te devuelve todo lo que intentas dar en este mundillo. Y no olvides que todo te vuelve con el mismo signo.

PALA WERNER CAMANO ERGO DESMONTABLEcomo salir en kayak por una playaVALLEY AQUANAUT CON NORDKAPPCARLOS QAJAQ CON SU ROTOMOD YSAKATARDECER EN CASTELLON

Nos hemos echado los cuatro al agua y como siempre yo he entrado el último. Una pequeña ola me ha mojado un poco y me ha recordado que si bien el agua no está fría del todo, el aire si, y si te mojas , pasas frío. Como siempre hemos tirado hacia el norte, con un mar muy tranquilo. La Werner Camano y yo parecíamos conocernos de toda la vida, y no habido muchas dudas entre nosotros. Puede que deba acostumbrarme un poco a que la palada precisa de más músculo. Aun así esta es una buena pala si te gusta remar con un ángulo bajo y buscas una hoja generosa pero que no sea una raqueta de padel. Esta pala es un exito de ventas desde hace años y es por algo. Sin que sea premonitorio hemos hecho ahí un intercambio de parejas, donde he llevado la Werner Kalliste de Juan, y luego la esquimal de Diego. Esta tiene muy buen acabado, profesional diría yo, pero no me la he acabado de sentir bien. Creo que hay algo emocional ahí que tus manos solo encuentran natural las pala que ellas han construido.

ATARDECER EN LA ESCOLLERAKAYAK EN CASTELLONPUERTO DE CASTELLON AL ATARDECERPALA WERNER CAMANO ERGO PARA KAYAK DE MAR DE COLOR ROJOSELFIE

Sin pausa, ha llegado el momento de dar la vuelta, y de que me devolviesen la pala. Siguiendo el rollo del Karma, no es bueno ser egoísta y querer acaparar todo lo bueno. Hay que dar si te gustaría algún día recibir. Si no lo tienes muy claro esto del Karma, te aconsejo que veas “Me llamo Earl“. Es una pena que estas tardes sean tan cortas, porque mola mucho la luz que se va quedando, y la sensación esa de que no hay nadie en el agua, ni en la arena. Ha sido el momento de sacar algo para taparme la cabeza. Desde la temporada pasada tengo que llevar algo a mano para taparme esa parte del cuerpo cuando la brisa te hiela el sudor y humedad. Yo creo que debe ser cosa de la edad. Menos mal que planeando con Juan viajes para este verano se me ha pasado un poco el frío. Hemos llegado a nuestro lugar de desembarco cuando el solo ya se escondía tras las palmeras del paseo. Unos cientos de metros antes he ido a apenas veinte metros de la orilla, y unas olilllas me han mojado cosa mala, con lo que he sentido el frío hasta los huesos. Hoy hubo ducha caliente que me hizo doler mis frías manos y llevar mi cabeza a un viaje allá por Junio a lugares calurosos.

Facebooktwittergoogle_plusmail
Tags: