LUNA LLENA

selfie con pala de kayak

Desde hace semanas mi dia de salir a navegar es el viernes tarde. Salgo a remar solo y no tengo apenas horas de luz. Suele hacer fresca y la brisa multiplica esa sensación. Todo invita a ver el mar desde la orilla. Pero es en estos meses donde la experiencia de navegar en kayak es más intensa. Se trata de abstraerse de todo y centrarse en lo básico. Apreciar lo sencillo. Disfrutar lo que dura poco. Unas gaviotas volando o unos peces saltando me hacen feliz.



Este viernes estiré todo lo que pude el momento de entrar al agua para encontrar la noche en el mar. Cielo despejado, buena mar y luna llena eran ingredientes que no podia desaprovechar. Haciendo el tonto con el kayak frente a la Torre Sant Vicent, la luna ha aparecido en el horizonte. He ido navegando hacia ella mientras me he dedicado a grabar este video para compartir este momento con todos vosotros.

Facebooktwittergoogle_plusmail
Tags: